icoContactanos 305 222 0703
Lun a Vie: 8:00am a 5:30pm

Sistemas de Alarmas Monitoreados: Ventajas y Limitaciones

Suele pasar con demasiada frecuencia que los usuarios de los sistemas de alarmas monitoreados desconocen un poco de las limitaciones que el sistema presenta, y contrariamente los no usuarios, o personas del común tienden a dibujar una serie de ventajas relacionadas más con su desconocimiento que con la realidad, por tal motivo creo relevante presentarles un breve resumen de una y otra tendencia, para que saque el máximo provecho de su sistema de alarmas monitoreado:

Mito 1: Si el sistema de alarmas permite activar y desactivar es porque está “totalmente bien”:

Eso es relativamente cierto, lo que muchos usuarios olvidan es que los sistemas de alarmas requieren, mantenimiento, revisión frecuente y REEMPLAZO, sí los sistemas de alarmas también se desgastan y deterioran como su computador, su celular, su carro y todo lo que habitualmente usamos, recuerde que estamos ante un “SISTEMA”, compuesto por varios elementos y que en cualquier momento uno o varios de estos elementos puede requerir reemplazos.

Es común que el panel o tarjeta principal envía las señales de armado, desarmado, test periódico, etc.; pero eso no implica que todos sus sensores estén debidamente funcionando.

Mito 2: Un sistema de Alarmas no requiere una central de monitoreo:

Realmente es muy común los usuarios que manifiestan que si la sirena suena, espanta al ladrón, no es real, un sistema de alarmas que no esté enlazado a una central de monitoreo es inoperante, ¿de que sirve que el sistema se active y suene la sirena si no tiene personal capacitado que se encargue de realizar un operativo de reacción para esos eventos? ; o peor aún, existen sistemas que le envían automáticamente un mensaje a su celular informándole la señal de Robo o Intrusión, pero piense algo: ¿Realmente desea ser usted quien coordine una situación de estas? ¿ No es mejor dejarle a los profesionales en el tema que se encarguen de llamar a las autoridades, enviar personal de seguridad y brindarle el respaldo para esas situaciones?.

Mito 3: Si tengo un sistema de alarmas monitoreado no requiero un seguro.

Nada más alejado de la realidad, si tiene un sistema de alarmas monitoreado tiene una alta probabilidad de que en su empresa u hogar jamás sea efectivo un robo, pero si este llega a ocurrir la compañía de monitoreo de alarmas nada podrá hacer, porque lo que vendemos es un servicio preventivo, si quiere tener más tranquilidad y está a su alcance, contrate una póliza de seguros. El servicio de monitoreo de alarmas le otorga los medios para prevenir pero no le garantiza el resultado, y si alguna compañía de monitoreo de alarmas le ha afirmado que por estar monitoreado jamás será víctima de un robo, cambie de compañía, esas no son afirmaciones responsables.

Mito 4: Un sistema de alarmas inalámbrico es menos seguro y más costoso

Una afirmación totalmente falsa, estamos en una época de grandes desarrollos tecnológicos, y en este campo sí que se ha avanzado, un sistema de alarmas inalámbrico es igual de seguro que uno cableado, y como plus: se ahorrará muchos pesos en mantenimientos por cables cortados, deteriorados o traslados del sistema, adicionalmente el constante avance tecnológico ha permitido que hoy día los sistemas cableados e inalámbricos tengan costos muy similares.

Mito 5: Todas las compañías de monitoreo de alarmas son iguales.

Si y NO! si porque cuando estamos hablando de compañías debidamente reguladas por la superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada, todas estamos enmarcadas con una regulación y normas mínimas a cumplir y NO porque existen compañías que irresponsablemente manejan su información de seguridad a través de call center , o que no le ofrecen la suficiente experiencia, más aún existen compañías que solo se preocupan por vender “barato” sin ningún otro interés para que sus usuarios disfruten de un servicio de calidad. Adicionalmente existen compañías que ni siquiera cuentan con la certificación y acreditación legal para brindar el servicio.

Nuestra recomendación final: Escoja empresas legales, reguladas y acreditadas ante la superintendencia, indague por la central de monitoreo, pida asesoría, observe el lenguaje y conocimiento de sus asesores, evalúe la calidez humana de quien lo atiende, califique la velocidad de respuesta a sus solicitudes, y finalmente, no escoja solo por precios, en seguridad es totalmente cierto que lo barato sale caro!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *